EL CATASTRO DEL MARQUÉS DE LA ENSENADA

 AÑO 1752

  Marques de la Ensenada

 

ARAUZO DE MIEL Y SU ALDEA DUEÑO SANTOS  PARTIDO DE ARANDA DE DUERO

     

I.- INTRODUCCIÓN

 

Entre los años 1746 – 1759 reinó en España Fernando VI. Este rey Borbón siguió la tónica de reformas iniciada por sus antecesores, constituyendo una nueva administración territorial y la reforma de los poderes locales para ayudar a fortalecer la Monarquía.
Necesitaban un servicio eficaz y unos servidores adecuados, que llevasen a cabo la defensa de las regalías del monarca  con lealtad y utilidad
Se instauró la Intendencia para unir el poder central con el local y ponía al servicio de la Monarquía un ejército fiel de funcionarios, que actuaban en justicia, policía, hacienda y guerra, verdaderos delegados territoriales del gobierno real.
Cada Intendente, con ayuda de un Ingeniero debía extender un mapa geográfico de la provincia y describir las riquezas de la misma: tierras cultivables, bosques, ríos navegables, fábricas, caminos, puertos, estado de las cosechas, comercio, para informar puntualmente al Gobierno de la posibilidad del esfuerzo fiscal en cada provincia

Se pretendía buena información sobre las haciendas y las economías locales para sacar de ellas los recursos fiscales necesarios y revitalizar la economía y la sociedad para el buen gobierno absolutista de la Monarquía

Libros originales, depositados en el archivo de la Diputación Provincial de Burgos

 

En Castilla había 17 Intendencias. Los Intendentes eran elegidos por la Cámara de Castilla para mejor control regio. Así Fernando VI tuvo la ayuda del ministro Zenón Silva de Somodevilla, marqués de la Ensenada, que dirigió sus esfuerzos hacia los aspectos económico – financieros como Catastro, proyectos de construcción de carreteras y canales, impulso de la riqueza agropecuaria, fomento industrial y mercantil... reorganizar las fuerzas armadas

 

Por el Real Decreto del 10 de octubre de 1749 dió el Rey el visto bueno a su ministro, el marqués de La Ensenada para que iniciase el proyecto del Catastro. Se elaboró en 1752 en las 22 provincias de la Corona de Castilla, pero en 1754 los adversarios de las reformas impidieron su puesta en práctica y el marqués de La Ensenada fue desterrado

Pusieron mucho empeño en defender las regalías y en hacer respetar la autoridad real, pero no supieron o no pudieron emprender la política vigorosamente reformista
El Catastro de Ensenada quedó en un proyecto aplazado. Es un cúmulo de datos muy importantes para darnos idea de la vida de pueblos tan pequeños como fue Arauzo de Miel
En el trabajo de recogida de datos para hacer el Catastro figuran toda persona física o jurídica, del estado general, noble o eclesiástico; titulares propietarios o beneficiarios de bienes inmuebles o semovientes, rentas, salarios, ingresos estables o periódicos. Cabeza de casa, hombre o mujer aunque no tuviesen bienes; los menores de edad emancipados.
Para la Intendencia de Burgos nombra al marqués de Espinardo. En cada pueblo de la provincia un equipo llamado Audiencia hacen unas preguntas o averiguaciones, que se van recopilando en los llamados Memoriales.
En Arauzo de Miel el equipo de la de la Audiencia lo formaban:
  Gonzalo del Río, subdelegado en representación del Intendente, máxima autoridad de la provincia
  Tomás de Salazar , escribano (con la función notarial de dar fe de cuanto ocurriese)
  Antonio del Barrio, oficial administrativo con experiencia de los números
  Antonio Pardo y  Lucas Pérez, amanuenses o escribientes para ir pasando a pliegos limpios la información dada en los Memoriales.

Las Audiencias podían complementarse con hombres prácticos elegidos por el Concejo, que debían ser ancianos u hombres de mucha experiencia, en el sentido de que fuesen los mejores conocedores de las tierras, que supieran de agrimensura, los llamados peritos en tierras, capaces de saber la cosecha que podía producir en años normales. El 3 de Septiembre de 1752 se nombran 4 personas, hombres hábiles e inteligentes, conociendo tanto las calidades y cantidades de las tierras del término como sus frutos, calidades y cultura y del número de fanegas y ganados

La justicia Roque Mamblona y Manuel del Río Alcaldes Ordinarios; Andrés García, Andrés Hernando, Regidores; Juan del Río, Procurador Síndico, con la presencia de D. Juan del Villar, cura parroquial de la villa  declinaron las nominaciones de peritos en:  

texto donde se lee claramente Arauzo de Miel y su aldea Doña Santos

Antonio de Navas
Andrés Martínez
Domingo Pérez
Alonso de Illera

Se les comunicó el motivo de la concurrencia y recibió de cada uno juramento por Dios Nuestro Señor y a una señal de cruz  en debida forma y todos juntos prometieron hacer bien y fielmente reconocimiento e inspección de todas las tierras, prados y demás heredades, como regulación de las casas y edificios, que no estén arrendadas, haciendo puntual examen de familias, ganados, colmenas y demás utilidades.

Canuto Merino

ÍNDICE