ASOCIACIONES DE ANTAÑO

Visitamos a Justo Rica para que nos hablara de las asociaciones de Arauzo que hubo en el pasado, ya que el único que podía contarnos cosas sobre éstas era él. A partir de 1943, Justo ocupó el cargo de secretario en la asociación Arauceña. Entonces, existían dos asociaciones: “La Arauceña”   y “La Unión Arauceña”.

La Arauceña

 

 

 

 

 

       
       
       
       
 

Manuscrito

  Enciclopedia  

Sello de la Asociación

 

23 de Junio de 1907

              Libro de 1886
             

 

Existe documentación de su registro en el año 1886. Tenía su sede en Madrid en el Centro Burgalés, en la calle Carretas primero, y después cerca de Fuencarral. Sus objetivos eran de ayuda y apoyo a los Arauceños que inmigraban a Madrid cubriendo necesidades similares a un Patronato.

La aportación de los socios era de una peseta al mes y los fondos económicos de la Arauceña se destinaban a ayudar a los que se ponían enfermos (honorarios médicos, fármacos), a los que llegaban a Madrid sin casa (hospedaje)  o bien a los que querían retornar al pueblo tras haber probado suerte en la capital (gastos de transporte).

Se dispone de la primera conferencia pronunciada por D. Pedro Álvaro Benito con el título de “Reorganización de los pueblos en general y de Arauzo en particular” y que tuvo lugar el 23 de junio de 1907.

Realizaban anualmente su fiesta en un restaurante que ya no existe y en el que organizaban juegos y bailes, además de comer y merendar. Muchos recuerdan que de estas reuniones y bailes salieron varias parejas y matrimonios. “Pero la Arauceña fue disminuyendo sus actividades…”nos cuenta Justo con cierta nostalgia y cariño.

entrevista con Justo

La Unión Arauceña

 

Según nos continua refiriendo Justo Rica, (foto) La Arauceña tenía funciones de patronato de beneficencia. En la medida en que el estado español iba dando cobertura a los servicios que prestaba “La Arauceña” (Seguridad Social, Servicios Sociales etc.) se iba tejiendo desde esta asociación la detección de otras necesidades y actividades que motivo la constitución desde la misma de una rama con fines culturales y formativos “La Unión Arauceña”.

Entre sus tareas de grandes donaciones de libros de lectura y enciclopedias, recababan también material didáctico (lapiceros, cuadernos etc.) tanto para las escuelas infantiles como para la nueva creación de escuela de   adultos, fomentaron la creación de escuelas de adultos para la alfabetización y ampliación de cultura en los vecinos de Arauzo de Miel, de ahí que el pueblo cuando venían al pueblo salían al roble (leyenda del sacamantecas) a esperarles y recibir tanto a los que venían como el material cultural que les traían. 

En su proclama “La Unión Arauceña exalta el vigor, la energía y la ilustración de los arauceños de los siglos XIII al XIX, testimonio de su grandeza, poderío y entereza por su vasta ilustración. Hechos que constan en sus archivos llenos de fundaciones piadosas, privilegios, coto redondo, presidentes de mestas, exención de quintas, sostener pleitos, etc.

Resalta la instrucción de los niños y urbanización. Y añade: “... los pueblos se enriquecen o empobrecen a medida que sube o baja su ilustración  y cultura, ya lo vemos palpable en el nuestro”.

Anima a los jóvenes a la instrucción e ilustración, ¡ hay tenéis nuestra historia, hay tenéis como la unión, la fe, el amor al estudio y al trabajo dan para hacer grandes templos, edificios públicos y particulares, grandes montes, dehesas, boyales, prados y herrenes que representan mucha riqueza.  

¿Qué hemos hecho del pasado? Necesidades. Constitución de la “Unión Arauceña”. Rondaba el año 1.901 

Objeto: Unir y estrechar las voluntades de todos, para instruir y desarrollar física e intelectual, las facultades de los niños y niñas para que aseguren su porvenir en la lucha por la existencia.


PRINCIPAL